Shampoo para cabello rizado

La importancia de una asesoría profesional para la correcta utilización de Shampoo para cabello rizado es muy importante es por ello que consultar a un estilista en el cuidado y procesamiento químico del cabello es importante, ya que la mayoría desconoce la forma adecuada de aplicación de los diversos productos químicos.

La palabra champú deriva del inglés shampoo que significa masajear, este término fue introducido en Reino Unido por Sake Dean Mahomed, un inmigrante de la India, quien integró unos baños de shampoo conocidos como Mahomed´s Indian Vapour Baths en Brighton en 1759, baños similares a los baños turcos, derivado de esto Mahomed recibió el honor de ser nombrado Cirujano de champú para los reyes Jorge IV y Guillermo IV

El cabello es un espectacular tejido que, aunque biológicamente está muerto, tiene vida propia, pero además de eso da vida a la imagen de la persona que lo porta ya que, desde la antigüedad, el cabello ha formado parte de la personalidad de su poseedor, siendo incluso un distintivo religioso, social, y además denota poder y fuerza, así como también refleja la salud y evolución del organismo, como por ejemplo en cambios hormonales, los periodos de estrés o el paso del tiempo.
El cabello es considerado parte importante e imprescindible de la imagen personal de muchas mujeres. Sin embargo, para entender esta teoría es importante conocer su compleja estructura.

Las estructura del Cabello

La Carbocisteína es un aminoácido de la L-Cisteína, la composición de este aminoácido forma uniones o puentes entre moléculas de queratina que según su fuerza van a dar forma al cabello y hacer que éste sea ondulado, liso, rizado, son así los responsables de los puentes disulfuros que se encuentran en la queratina del cabello, de tal forma que cuantos más puentes disulfuros contenga el cabello, más rizado será.

Los cambios de forma temporal se pueden realizar gracias a las propiedades del pelo entre las cuales destacan la permeabilidad o capacidad para absorber líquidos, aumentando así su diámetro y longitud y la elasticidad. El cabello está formado en su mayor parte por moléculas de queratina que se disponen a lo largo del cabello en forma helicoidal (tiene forma de hélice), denominándose alfa-queratina. Esta forma se mantiene gracias a los enlaces llamados puentes de hidrogeno. El enlace de hidrogeno es débil y se rompe con facilidad cuando el cabello se moja, se le aplica calo o se estira.

Tratamientos químicos para el cabello

En los años 40 la empresa suiza Hoffman-La Roche descubrió que el pantenol era extremadamente hidratante y mejoraba la salud del cabello al combinarse con otros. Fue entonces que, en 1960 el científico Dr. Gustav Erlemann, también conocido como “el Papá de las Vitaminas”, agrego a sus estudios el desarrollo y la expansión global de la línea Pantene lo que marco la base de la marca con soluciones completas para el cuidado del cabello con la hidratación y brillo a través de la salud de las hebras del cabello. (Pantene, 2018).

La percepción del cabello afro o rizado ha cambiado en los últimos cinco años, debido a que hay más presencia de modelos y referentes mujeres con cabello crespo en los medios de comunicación y en redes sociales que promueven la aceptación de este cabello.

Aunque en la actualidad existen más productos de belleza (shampoo, cremas para peinar, acondicionadores) creados especialmente para las mujeres con cabello rizado, se debe tener en cuenta dos cosas: primero, no son fáciles de conseguir, especialmente aquellos que no contienen algún producto químico que pueda alterar el cabello y, segundo, esta nueva moda de productos para los cabellos rizados puede construir otro estereotipo sobre este cabello, en lugar de quitar por completo los estigmas frente a este. Idealizar un cabello rizado o afro como el que se ve en los anuncios de estos productos también se puede convertir en un problema.

Importancia cultural del cabello rizado

Como se ha mencionado anteriormente el cabello afro ha sido rechazado desde la época de la esclavitud puesto que:
El orden socio racial impuesto desde el período colonial en la nación ha erigido el estereotipo somático blanco como el modelo hegemónico de belleza, puesto que lo «blanco» se asoció con la racionalidad y lo bello; en contraste, lo «negro» se asoció con la ignorancia y la fealdad.

En un estudio llamado Estéticas decoloniales del peinado afro e interculturalidad: experiencia San Basilio de Palenque, Colombia se analizan los peinados que realizan las mujeres palenqueras entendiéndolos como un movimiento de resistencia y empoderamiento para mantener su cultura.
“Los palenques son comunidades fundadas por cimarrones africanos durante la colonización de las Américas. De ahí se convirtieron en sinónimo de libertad ya que toda persona que llegaba a formar parte de un palenque era automáticamente libre”, citados por Lawo-Sukam y Acosta, 2014, p. 34). Son una comunidad que luchó y lucha contra la esclavitud y el racismo.
En San Basilio de Palenque se promueve llevar el cabello afro al natural, sin tratamientos ni químicos, entendiendo esto como una forma de descolonización, reconocimiento y así mismo, como una herencia cultural que se transmite de generación en generación.

El término karimba era utilizado en tiempos de esclavitud para referirse a una marca que se les hacía a los esclavos negros con un metal caliente para marcarlos como una propiedad de alguien. En la actualidad los palenqueros hablan del karimba mental en el que poseer a alguien o pertenecer a alguien es un concepto de la mente, en el que se quiere ser como el otro, tener el cabello del otro.
Deshacer la ‘marca’ precisa un punto de enunciación para transcender la ‘karimba mental’ de una manera colectiva, convocando resistencia que permita pensar(se) como un Otro y hacer un alto para poder pensar/hacer en la no continuidad de la denominación del cabello afro en forma despectiva.
En la época de la esclavitud los peinados africanos, en especial las trenzas, fueron un gran catalizador para la liberación de la comunidad negra esclavizada.
Las trenzas además de ser un referente de la cultura africana fueron el instrumento por el cual las madres trazaban en las cabezas de sus hijas rutas de escape para sus maridos o guardar semillas para el cultivo, siendo así una gran ayuda para la sobrevivencia de los esclavos.