Shampoo para cabello graso

Antes de elegir un Shampoo para cabello graso debemos entender que cuero cabelludo es una parte de nuestro cuerpo que como todas, necesita de nuestro cuidado. Aunque no lo creas, hay muchas enfermedades que lo atacan, incluso silenciosamente, por lo que necesitamos estar informados para evitar enfermarnos, conociendo las causas y la manera de tratarlas para así finalmente llegar a combatirlas .

A veces el uso de muchos químicos causan afecciones a nuestra cabellera, al igual que no usar un shampoo adecuado. Existen enfermedades que se desarrollan en el cuero cabelludo, lo que puede generar un lento proceso de crecimiento del cabello y peor aún, puede ocasionar la acelerada caída de pelo, ya sea de forma temporal o por lo contrario, permanente. Existen enfermedades en el cuero cabelludo que pueden afectar el crecimiento del cabello, provocar su caída de manera temporal o permanente.

Las enfermedades del cuero cabelludo son aquellas que se adquieren a causa de gérmenes y otros microorganismos que afectan la corteza donde nace el cabello y pueden provocar problemas a la hora de aplicar un tratamiento. Estar informados sobre estas problemáticas capilares, conocer sus causas y saber cómo tratarlas nos permite contar con todas las herramientas necesarias para combatirlas sin descuidar la salud y estética del cabello. Las enfermedades capilares pueden afectar el normal crecimiento de nuestro cabello e incluso provocar la caída de manera momentánea o hasta permanente.

Clases de cabellos por su forma natural – Tipos de Cabellos

Con respecto a la producción del sebo que lubrica la superficie del cabello (a cargo de las glándulas sebáceas ubicadas dentro de los folículos pilosos), se definen los
siguientes cuatro tipos:

Normal: Tiene una producción normal de grasa, lo que lo mantiene con buena elasticidad y brillo. Es el pelo que no ha sufrido agresiones químicas (decoloración, tinturas o permanentes), es decir, un cabello al estado natural, como el de los niños.
Seco: En este tipo de cabello, la producción de grasa resulta insuficiente, lo que hace que el pelo se presente frágil y quebradizo. Tiende a enredarse, se percibe como áspero y las puntas se resecan y se parten.
Graso: Produce grasa en exceso. Este tipo de cabello requiere de una higiene más frecuente con champú suave. Se suele presentar brilloso y con aspecto achatado, es decir, sin volumen.
Mixto: no es ni del todo seco ni del todo graso; por lo general, las raíces presentan mayor crasitud y las puntas tienden a resecarse. Es común que los cabellos grasos que sufrieron agresiones químicas (tinturas, decoloraciones) se conviertan en cabellos mixtos.

El desequilibrio funcional de las glándulas sebáceas suele ser debido a un exceso de actividad hormonal, aunque puede haber otros factores desencadenantes. El cuero cabelludo graso necesita tratamiento, con el propósito de regular la secreción de sebo de las glándulas sebáceas.

Cuando el cabello es graso:
– Después del lavado, la grasa aparece enseguida.
– No presenta el brillo característico de un cabello sano.
– Se ve sin firmeza.
– Queda aplastado y no tiene volumen.
– El cabello graso se pega al cuero cabelludo y tiende a que el polvo y la grasa se adhiera con mayor facilidad.

El cabello graso se caracteriza por no tener volumen y presentar, después de un día de lavado, una apariencia húmeda debida a un excesivo trabajo de las glándulas sebáceas que puede obedecer a causas genéticas o tener su origen en problemas del sistema nervioso o en desequilibrios en la alimentación. En vista de que el pH del cabello graso es más elevado de lo normal, es muy propenso al desarrollo de enfermedades microbianas.
Para mejorar esta condición en con un Shampoo para cabello graso, el cabello graso es necesario lavarlo cada vez que lo amerite para controlar el exceso de grasa. Es importante determinar las causas por las cuales se genera la excesiva actividad glandular y es muy posible que este desorden se deba a factores genéticos, al uso de champúes y tratamientos inadecuados, a desequilibrios en el sistema nervioso vegetativo o bien a una deficiente alimentación.

¿Como cuidar el pelo graso?

  1. Para mejorar el cabello graso, se recomienda cambiar a una dieta sana baja en grasas Utilice tipos de champú especiales para cabello graso; que sean suaves, desengrasantes, desinfectantes y astringentes.
  2. Lo primero es llegar a un equilibrio en la aplicación del tratamiento escogido.
    En algunos casos el lavado diario tiende a empeorar la situación debido a la sobre estimulación de las glándulas sebáceas; y, en otras, el no lavarlo con frecuencia da como resultado una desagradable masa de cabello lacio y pegajoso.
  3. No cepilles con demasiada frecuencia ni hagas masajes muy fuertes en el cuero cabelludo porque reactivan las glándulas sebáceas y se produce más sebo; y cuando lo hagas, inclina la cabeza hacia delante de manera que los aceites se dirijan a las puntas. Además, es aconsejable utilizar agua fría para lavar el cabello, y para secarlo, basta con retirar el exceso de agua y dejarlo al natural.
    Evite el uso frecuente de secadores.

Mejor Shampoo para Cabello Graso

▷ VIDEO RECOMENDADO PARA TI – 👉 Descubre nuestro canal aquí